Sin comentarios aún

¡No temas, Yo te ayudo!

¿Cuánto tiempo más tengo qué esperar? Una pregunta muy frecuente cuando estamos atravesando por dificultades. Varios hombres como: Abraham, Isaac, Moisés, David, esperaron mucho tiempo para recibir una promesa. Algunos esperaron tiempos cortos quizá, otros más tiempo, más del que pudieron imaginar, pero su perseverancia y su dedicación y ante todo la Fe, permitieron que un día vieran lo que anhelaban.

La Biblia nos narra de una mujer que esperó 12 años para ser sanada. También un cojo que espero 38 años para ser sanado por el Maestro. Pero la Palabra de Dios nos dice en Romanos 5:3-5 que nos gocemos en las tribulaciones porque al final tendremos esa esperanza que no dará vergüenza proclamar, debido al amor de Dios depositado en nosotros por su Espíritu Santo.

Así que antes de claudicar o darte por vencido, recuerda que nuestro Dios está presto a tu ayuda. Ya lo dijo David en el Salmo 84:5a “Dichoso el que tiene en ti su fortaleza…”. Descansa en Él que es nuestra roca fuerte. Sigue adelante porqué el Señor lo dejó escrito en Isaías 41:13 “… No temas, yo te ayudo.”

Que Dios te bendiga.

Publicar un comentario